La asociación GuraSOS vuelve a cargar contra la incineradora y asegura que los dos hornos de la planta aún no están homologados porque los tres contenedores que sustituyen al transformador averiado, que ya ha vuelto reparado de Alemania, no son capaces de alcanzar la potencia máxima, necesaria para pasar las pruebas requeridas en el proceso de homologación.

La asociación ha indicado que interpondrá un requerimiento a la empresa suministradora de gas, Natur Gas, para preguntarles si los hornos están homologados y, en caso negativo, tal y como prevén, solicitándoles que les corten el suministro. 

Sin gas natural, los hornos no podrán alcanzar la temperatura de 850º de combustión, necesaria para disminuir las dioxinas que produce la incineración. En este caso, de todos los residuos urbanos sin reciclar de Gipuzkoa —alrededor de 100.000 toneladas al año—.

El portavoz de la asociación, Joseba Belaustegi, alerta de que la ausencia de legalidad en los hornos de la planta que denuncia GuraSOS es la enésima falta de este proyecto y de lo que consideran un hecho grave: “Alguien ordena inspeccionar e ir a inspeccionar y no ver”. 

Visita de periodistas

Por su parte, la Diputación de Gipuzkoa ha organizado una vista para periodistas a la planta el viernes 11 de diciembre con la intención de mostrar que las instalaciones se encuentran activas y ofrecer una imagen de normalidad tras las noticias que arrancaron la pasada semana, cuando GuraSOS denunció que la planta de valorización de Zubieta carecía de licencia industrial. Dos días después, el diputado de Medio Ambiente compareció con un documento sellado ese mismo día y con una firma extraña (Por Avocación), y asegurando que la planta disponía de las autorizaciones básicas para proseguir con su actividad. 

La planta de valoración se creó con la intención de incinerar los residuos urbanos del territorio, a la vez que este proceso de combustión creaba energía eléctrica que se vertería a la Red Eléctrica Española. De momento, tres contenedores han sustituido al transformador roto y han generado desde septiembre la cantidad de electricidad equivalente a solo cinco días de correcto funcionamiento, sostiene GuraSOS, por lo que Zubieta sigue siendo solo una incineradora de basuras, un vertedero con un horno en marcha. 

Fuente

Deja una respuesta